No importa cuántos años tengas o si estás a dieta, los suspiros son y seguirán siendo la receta de la abuela que nunca dejarás de comer. Es muy sencillo hacerlo, así que, si tienes una reunión en familia, lleva tú el mejor postre.

Ingredientes:

  • 4 claras de huevo.
  • 300 gramos de azúcar.
  • 5 ml de esencia de vainilla o cualquier otra.
  • Pizca de sal.
  • Colorante del color de tu gusto.

Preparación:

Precalienta el horno a 300 grados. Mientras, bate las claras de huevos hasta que alcancen el punto de nieve o quede la mezcla esponjosa. Luego, agrega poco a poco el azúcar y la esencia de vainilla. Continúa batiendo por 2 minuticos y agrega el o los colorantes que prefieras. Prepara la bandeja con papel de aluminio y, con la ayuda de una manga, haz círculos con la mezcla separados entre sí.

Introduce al horno por 25 minutos o hasta que veas al suspiro consistente y listo. ¡Disfruta del rico postre!