Raspados

No hay nada mejor como degustar un rico raspado en un día soleado. La gente pensará que eso solo lo puedes comprar en la calle, pues no, también lo puedes hacer en tu casa y es muy sencillo. Así que, si estás en tu casita, con calor y no sabes qué hacer para refrescarte, no tomes agua, haz un rico raspado. Toma nota de los pasos; son muy sencillos.

Ingredientes:

• Hielo
• Sirope o jarabe de menta, colita, piña, fresa, chicle, coco o el de tu preferencia.
• Leche condensada
• Vasitos pequeños

Preparación:

Los cubos de hielo, debes trocearlos hasta lograr tener pedacitos muy pequeños. A mí se me hace más sencillo colocar el hielo en la licuadora y en cuestión de minutos, ya tengo el hielo desgranado. Añade todo el hielo en un bowl y con una cucharita vas agregando el hielo en el vaso. Cuando ya lo hayas llenado, echas del sirope de tu preferencia y un poquito e leche condensada. ¡Listo! Ya tienes un refrescante raspado.

El granizado es un refresco o refrigerio compuesto de hielo troceado o rallado con sirope o jarabe de sabores variados. Recibe distintas denominaciones, dependiendo del país.