Ingredientes:

  • 4 plátanos verdes
  • Sal al gusto
  • Aceite para freir

Preparación:

  1. Cortar los dos extremos de los plátanos
  2. Cortar los plátanos en pequeñas porciones, de 3 a 4 cm de longitud cada pedazo. Según el tamaño de los plátanos y el tamaño deseado de los patacones
  3. Separar la cáscara de las porciones del plátano
  4. Calentar una sartén con aceite y freír los pedazos de plátano un poco
  5. Sacar los trozos de plátano de la sartén
  6. Aplastar los plátanos calientes. Para aplastar los plátanos: pueden utilizar una tabla de cortar, encima poner el pedazo de plátano y poner un plato encima para aplastar los pedazos
  7. Volver a freír los pedazos aplastados por segunda vez en el aceite hasta que se doren
  8. Agregar sal al gusto

Tips:

-Uno de los secretos de los patacones es la calidad, mejor que sean gruesos pues su textura será más agradable y la cáscara será más fácil de sacar.

-Deben ser verdes porque los que están amarillos o bastante maduros tendrán un sabor más dulce y hacen tajadas en vez de tostones.

-El aceite debe estar caliente pero no al extremo de que se quemen los patacones, no sé ven ni saben bien.

-Algunas personas antes de freírlos por segunda vez los sumergen en agua con ajo o con condimentos para que sepan mejor.

-Pelar los plátanos puede dejar un color oscuro en las yemas de los dedos esto se podrá solucionar, pasando el interior de un limón por los dedos.