Uno de los platos más deliciosos que tenemos los venezolanos, es sin duda, las empanadas fritas. Tiene un sabor impresionante, textura inigualable, son crocantes y lo mejor de todo: la  puedes rellenar con lo que quieras. Si te gusta el pollo o prefieres la carne molida o mechada…o mejor el queso y la caraota con tajada, no hay problema: la empanada puede ser de lo que quieras. Apunta cada uno de los pasos para hacer estas empandas y ¡prepárate para preparar este plato!

Ingredientes:

  • 2 tazas de harína de maíz precocida.
  • 2 tazas de agua tibia o a temperatura ambiente.
  • 1 cucharada de azúcar.
  • 1 cucharada de sal.
  • 1 cucharada de onoto (para darle color).
  • 1 litro de aceite.
  • El relleno que más te guste.
  • 1 bolsa plástica pequeña, de las que usas para guardar alimentos.

Preparación:

En una olla o sartén, calienta 2 tazas de aceite, espera 10 minutos o hasta que el aceite esté caliente y agregas el onoto. Déjalo cocinar a fuego bajo y cuando notes que el aceite tomó un color rojo intenso, puedes apagar el fuego. Pasa el aceite por un colador para que eliminar los restos de las semillas.

En un recipiente grande, añade el aceite, agua tibia o a temperatura ambiente, la cucharada de azúcar y una pizca de sal. Luego, agrega poco a poco la haría de maíz, al mismo tiempo que estás amasando. Evita que se formen grumos, así que es preferible que lo hagas poco a poco pero sin pausa. De acuerdo a la cantidad de empanadas que quieras hacer, vas agregando más harina y agua.

Cuando notes que ya la masa está compacta y densa, deja de amasar. Estira en una base plana la bolsa de alimentos y coloca una bolita del tamaño de tu palma y comienza a aplastar poco a poco. Al obtener una masa de menos de un centímetro de grosor, coloca en el centro un poco del relleno que más te guste y haces una media luna con la bolsa plástica.

Para que la forma te quede perfecta, usa un recipiente circular pequeño y lo incrustas en la masa para sellar y hacer la forma de media luna. Elimina el exceso de masa y ya tienes tu empanada.

¡A freír!

Deja calentando en una olla el aceite por aproximadamente 15 minutos. Una vez esté bien caliente, puedes añadir una a una de las empanadas que hiciste. Esperar 5 minutos o un poco menos, y ya tienes unas crocantes empandas.