Porque los padres de díadía son trabajadores constantes, perseverantes, alegres, solidarios y además padres responsables y consentidores. Esperamos que tengan una maravillosa tarde junto a sus familiares y seres queridos. ¡Se lo merecen!