T​odas las madres merecen reconocimiento. Pero en la Venezuela de hoy, merecen, además, una profunda admiración: sacrificadas, guerreras, protectoras, son también fuente de amor y cariño. Son la fuerza que robustece a la familia​ y al país.

¡Feliz día de las madres!